jueves, 15 de mayo de 2014

Un antes y un después

Pues sí, como os cuento, que estoy tan contenta con mis muebles recuperados que no puedo dejar de mirarlos!!

En la casa de campo que tienen mis suegros de vez en cuando me sorprenden con algún  tesoro que van a tirar... ( horror!!)  Aunque creo que ya no tiran nada sin preguntarme primero, jeje! 

Hace poco cambiaron las mesillas y la cómoda de su habitación, menos mal que justo ese fin de semana estaba yo allí! porque  pude cazar esto antes de que fuera a la basura! 


Craso error por mi parte no haber hecho fotos en condiciones del antes pero como siempre me pudo el ansia por empezar...  


Son dos mesillas y una cómoda que tienen por lo menos 50 años, (era de los antiguos dueños de la casa de cuando se casaron)

En cuanto vi que la iban a tirar me lancé a por ello como una posesa! tenía muchas ganas de probar la famosa chalk paint



Los primeros fines de semana de primavera fueron perfectos para pintar al aire libre 
Casi lo tenía terminado, solo me quedaba buscar el papel adecuado para forrar los cajones y el interior de las mesillas... 



Al principio pensé en cambiar o pintar los tiradores, pero finalmente los dejé tranquilos ya que creo que le van perfectos, son dorados que no es mucho de mi gusto normalmente, pero en esta ocasión, me encanta como queda sobre el blanco antiguo 



La cómoda no me puede gustar más!


Creo que han quedado bastante bien, ahora solo me queda pensar que hago con ello... jeje! 










3 comentarios:

  1. Te ha quedado precioso. Tengo unas cajas de madera en la terraza preparadas para probar la chalk paint, pero no me decido aún...

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. divinos!!! me encanta el interior con esas florctitas!!! gran cambio! un beso!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario!!!